All for Joomla All for Webmasters

 
CANNABIS CONTROL 

 

Respuestas

 

Pensamientos y emociones relacionados con las diferentes afirmaciones de la Zona Privada: VÍDEO2

 

Trastornos de personalidad y enfermedad mental:

La mayoría conocemos la información y, aunque no nos ha ocurrido a nosotros, casi tod@s conocemos a alguien que ha tenido una mala experiencia o que se ha quedado "mal".

Casi tod@s pensamos que “es verdad y es un problema”, pero hay quien cree que “solo si el consumo es excesivo”.

Algun@s, tal vez demasiad@s, creemos ingenuamente que podemos controlar la enfermedad mental: “yo controlo, a mi no me va a pasar”.

Los problemas de salud mental nos hacen sentir “miedo” y también “tristeza”.

Relaciones sociales basadas en el consumo y deterioro de las relaciones familiares o de pareja:

Sabemos que nuestras relaciones sociales se mueven en torno al consumo y que la familia y la pareja se resiente. De hecho a más de la mitad de nosotr@s nos ha ocurrido.

Pensamos que la afirmación es cierta y que es un problema.

Nos provoca “tristeza”.

Dificultades de memoria, aprendizaje, planificación y organización:

Lo sabemos muy bien. Nos ha ocurrido a más del 50%.

La mayoría pensamos que “es verdad y es un problema”, pero una cuarta parte de nosotr@s insiste en creer que “yo controlo, a mi no me va a pasar”.

Sentimos “tristeza” pero también “rabia” y “frustración”.

Disminución de la capacidad de toma de decisiones y síndrome amotivacional:

Es lo que menos conocemos, pero cuando comprendemos lo que es más de la mitad de nosotr@s nos vemos reflejad@s.

Reconocemos que “es verdad y es un problema”, pero seguimos creyendo que podemos controlarlo y que no nos va a pasar.

Las emociones dominantes son la “tristeza”, la “rabia” y la “frustración”.

Riesgo de accidentes y disminución del control de impulsos:

Lo sabemos y nos ha ocurrido al menos a uno de cada tres.

La mayoría pensamos que “es verdad y es un problema”, pero seguimos convencidos de nuestro poder y de que “yo controlo, a mi no me va a pasar”.

Sentimos “miedo”, “tristeza” y “rabia”.

Consciencia del problema:

Pese a que nuestras respuestas al TEST indican que nuestro consumo SÍ es problemático, un 50% seguimos pensando que NO lo es.

No dudamos de la información ni de los criterios utilizados, simplemente no queremos asumir que es problemático porque estamos totalmente convencid@s de que podemos controlarlo: "yo controlo". 

Intencionalidad de cambio:

Al 50% nos gustaría dejarlo, pero cuando nos preguntamos a nosotr@s mism@s que nos impide dejarlo... nuestras respuestas se reparten entre "me gusta y no lo quiero dejar" o "asumo que tengo dependencia".

¿Qué haría posible que lo dejáramos? 

En esta pregunta hemos contestado de una manera muy abierta, pero en general las respuestas giran en torno a:

Hacer otras cosas que nos motiven.

Una relación de pareja que valga la pena.

Estar embarazada, o tener un hij@.

Conseguir un trabajo que nos satisfaga,

Sufrir un “susto” relacionado con una enfermedad mental.

...

 ¿Y tú? ¿Qué piensas? ¿Qué emociones te provocan las afirmaciones de la zona privada?

¿Qué haría posible que dejaras de tener un consumo problemático?